Batman V Superman: El Amanecer de la Justicia



   Se me hace raro escribir una entrada tras más de dos años con el blog abandonado, y más hacerlo con una película qué no aún no se muy bien si me ha gustado mucho o me ha decepcionado, a ver si contando mis impresiones ordeno mis pensamientos y saco una visión más clara.

Zack Snyder tenía la difícil tarea de lidiar con una muy  ambiciosa película, demasiado quizás, que quiere continuación de 'El Hombre de Acero' a la par que sienta las bases de los planes cinematográficos de DC y Warner para años venideros, y que mejor que hacerlo enfrentándolo al más carismático de los héroes de la plantilla de Detective Comics a la par que nos introduce al resto de héroes que conformarán la Liga de la Justicia. 

La película comienza con la enésima adaptación de la muerte de los padres de Bruce Wayne, que a mi juicio ya todo el mundo medianamente interesado en el cine de superhéroes se sabe al dedillo, pero al menos sirve para establecer el tono de la película, con unos títulos de créditos iniciales que se disfrutan mucho y con un desenlace atrevido que sorpernde  con su desenlace onírico, lástima que luego abusen del recurso perdiendo frescura.

Justo después de esto nos situamos en la Metrópolis del tramo final de la película anterior, y somos testigos de toda esa destrucción superlativa, ahora bajo la perspectiva de Bruce Wayne, que ve a Superman como a un jinete del Apocalipsis que vino a traer el caos.

Si allá por junio de 2013 os contaba aquí que  me chocaba tanto guiño religioso en lo referente a Superman, ahora que ahondan en la idea de la deidad sin tantos tintes católicos no me chirría tanto y se agradece su contraposición a la figura de Batman, habría mucho sobre lo que filosofar aquí sobre la idea del hombre renacentista que representa Bruce Wayne frente al dios todopoderoso que representa Superman, y creo que la película aprovecha muy bien estos mimbres para construir el conflicto que da título a la película.

Había dudas sobre Ben Affleck como Batman, y en mi opinión es un muy buen Batman y un mejor Bruce Wayne en esta versión colérica y amargada del personaje que utiliza armas de fuego y dice tacos resulta refrescante y un buen contrapunto al buenismo de Superman.

Apabullante sería la palabra que mejor define una película que me ha entretenido y con la que he disfrutado, con toneladas de acción, pero que me ha parecido torpe al meter con calzador esos cameos que vienen a "introducir" a los demás integrantes de la Liga de la Justicia.



Aunque he de reconocer que el título me parecía un mero reclamo comercial y que el enfrentamiento entre Batman y Superman no iba a pasar de peleilla breve para justificar la entrada en escena de wonder woman y compañía, pese a ese es precisamente el motor de la peli me sorprendí con una amplia sonrisa de  satisfacción sádica cual Joaquin Phoenix en Gladiator al ver la paliza que le pega Batman a Superman, y es que no esperaba ni tanta tollina ni tanta violencia ni tanto tiempo de la misma en pantalla , que por cierto está rodada magistralmente,  puro comic en movimiento.

Y esto último que digo me parece el máximo acierto de Snyder, y es que ha sabido llevarse a su terreno a Batman, sin necesidad de hipotecarse al realismo de las cintas de nolan a la par que introduce a Wonder Woman, que viene de un mundo similar al de Thor de Marvel.

Aunque dicho esto y aunque las comparaciones son odiosas, la persecución con el batmóvil y ese camión armados con reminiscencias de 'El Caballero Oscuro' palidecen ante la sobriedad y maestría de Nolan y donde aquello parecía real esto me ha parecido un espectáculo pirotécnico vacío y sin alma, aunque tan ruidoso que entretiene.

Lex Luthor funciona como catalizador y Jesse Eisenberg funciona como tío al que querer estrangular, lo que no me gusta es ese supuesto histrionismo impostado ni esas ínfulas a medio camino entre el Steve Jobs de la vida real y su Marc Zuckerberg de 'La Red Social', aunque he de reconocer que no es que me parezca que interpreta bien, si no que el tío cae tan mal que funciona en su papel, lo que ojo, también tiene cierto mérito y si me gustan ciertas cositas que son más mérito del guión que de su interpretación, (lo del tarro con té de la abuela) o mostrar a gerifaltes comiendo de su mano.

Quiero destacar a  Gal Gadot como Wonder Woman, soy un absoluto profano en la materia y desconozco si en los comics también es una pseudo espía en el anonimato hasta que no le queda más remedio que sacar las armas, pero en la cinta me funciona en ambos roles, sobre todo en el de repartir estopa, y en ese delicado equilibrio de resultar atractiva y colosal sin llegar a sexualizar, además se lleva los acordes más molones de toda la banda sonora.

Hablando de la banda sonora, la cual estoy escuchando ahora mismo, me gusta sin apasionarme, y es que a veces peca de querer ser demasiado épica (lo cual le pasa a la película también). Hans Zimmer y Junkie XL (Que en la banda sonora de  Mad Max firmaba con su nombre real y ahora parece que vuelve al comercial), componen una entretenida partitura que se pasa de pretenciosa en todo lo que rodea a Lex Luthor con un chirriar de violines cómo intuyendo peligrosidad que me han parecido un recurso barato indigno de dos excelentes músicos.

Ahora que me he podido reflexionar me ha parecido una muy entretenida película, que mejora en mucho a su predecesora y cumple con nota la difícil tarea de volver a introducir a Batman en una pelicula en la que sin ser protagonista tiene el peso que se merece, ojalá pudiera decir lo mismo de Lois Lane o Perry White, supongo que son el mal necesario cuando hablamos de Superman, o serán problemas míos con el personaje de Superman en sí, del que cómo ya reconozco nunca ha sido santo de mi devoción.

Mucho mejor me ha parecido el Alfred de Jeremy Irons, un soplo de aire fresco al que ya que huía de la pasividad de los anteriores quizá le sobre esa ya cansina intención de que su señor siente cabeza.




Respecto al guión había mucho que hacer y es de elogiar que el propio Snyder ande metido en harina, en colaboración con Chris Terrio (Argo) y es que esperaba encontrarme una historia un tanto pastiche y al final hay mucho de eso que en los comics se suele llamar crossover o team-up, una historia coral bastante sólida, que solo me ha parecido torpe a la hora de presentar al resto de "justicieros" que deberán aparecer en próximas secuelas y entregas en solitario. Y es que pese a ese flash digno de 'Crisis en Tierras Infinitas' (muy recomendable comic por cierto) que aparece en una escena que todavía no se si es en un sueño de Bruce Wayne o justo después de despertar de uno...

Lo cual me lleva a pegarle un pequeño palo al montaje, y es que pese a un ritmo endiablado a la película le sobra metraje y tiene dos o tres incongruencias que personalmente me descolocan, lo mismo me pasa con la fotografía, hay escenas como las de la presentación de Batman en el edificio en ruinas de Gotham en la que destaca por su oscuridad y textura, pero en otras me saca completamente de la película por antinatural y artificiosa, supongo que es fruto de los excesos visuales con los que le suele gustar trabajar a Snyder, que sin embargo se agradecen a la hora de dar ese aspecto de cómic, a lo que ayuda mucho también el diseño de vestuario, sobre todo el de batman, que parece sacado de los comics de Frank Miller, excepto por esa texturilla sospechosamente similar a la del traje de Superman, imagino que irán al mismo sastre... 

Aprovecho para despedirme recomendando darle una oportunidad a esta película y que se forméis vuestra opinión de un producto que a priori puede parecer mucho más vacuo o frívolo de lo que realmente es.


Si os ha gustado esta entrada o sois fans del murciélago alado quizás también os interese leer esta serie de posts sobre la saga cinematográfica de Batman.


'El Hobbit: La Batalla de los 5 Ejércitos' (HFR 3D).


Cómo fue el último estreno de 2014 que ví en cines pensé que debería  aparcar un montón de películas de las que me gustaría hablaros y comenzar este 2015 con el cierre de la trilogía del Hobbit de Peter Jackson, una versión más jóven e inexperta de mí ya os habló de su primera entrega aquí,y  de 'La Desolación de Smaug' próximamente publicaré un análisis de la edición extendida 3D, y dentro de poco, si encuentro tiempo, haré un especial de las ediciones extendidas de la trilogía original.


Interstellar : Rellenando agujeros de guión con agujeros de gusano.



Hay películas que por su importancia o novedad marcan un hito en la historia del cine, algo difícil de conseguir o irrepetible, o todo lo contrario, algo que por exitoso se acaba copiando hasta la extenuación, no se si será el caso de esta, pero al menos si consigue ser un taquillazo, y tiene toda la pinta de que así será, servirá  para cierto reflote de una ciencia ficción un poquito más sesuda y menos fantasiosa.

Y es que se nota que, taquillazo tras taquillazo, (aparte de para forrarse cosa mala) le han servido a su director para gozar de una libertad creativa con la que muy poquitos cuentan, y es que  en una industria en la que nos enteramos de que va a haber una cuarta entrega de Toy Story por que lo han comentado en una junta de accionistas, es de agradecer sentarse en la butaca y tener la sensación de que estás viendo la película que sus creadores querían hacer, con un reparto de lujo, Michael Caine, Matthew McConaughey, Jessica ChastainAnne Hathaway... y un guión bastante menos tramposo y con menos agujeros que a los que nos tiene acostumbrados la cinematografía de Nolan.


'La Isla Mínima' (2014)


Vaya por delante que no soy muy aficionado al "cine español" y entrecomillo porqué nunca me ha gustado eso de encasillar al cine por nacionalidades, pero digamos que cuando hay un estreno en cartelera rara vez me llama la atención una película "española", y las pocas veces que lo ha hecho la cosa acabó en una fría decepción y con mi conciencia gritandome bien fuerte: -¡eso te pasa por ir a ver pelis españolas!.

Pero hay excepciones,y para ser sincero con vosotros cada vez más, y es que últimamentes hay buenas producciones de género, y cuando no son tan buenas al menos son honestas, por aquí ya os hablé de 'Celda 211'  de Daniel Monzón y no sería la única, Alberto Rodríguez, director de 'La Isla Minima' me encandiló con 'Grupo 7' una genialidad de thriller de acción en la Sevilla pre Expo 92, que para mí suposo la confirmación definitiva de que no toda película española es mala,y eso que por allí se paseaba Mario Casas, que no es que lo tenga yo en mi olimpo particular de dioses de la interpretación precisamente.


'Capitán América: El Soldado de Invierno'


Tras la floja 'El Capitán América: El Primer Vengador' (Joe Johston, 2011), las ganas de servidor por ver al sosaínas de Chris Evans en pantalla se limitaban a ver cómo engarzaba esto con el resto de películas de Marvel Studios de cara a la segunda entrega de Los Vengadores...

Aún así, aquello de ver a Robert Redford, metido en una peli del superhéroe de las barras y estrellas, tenía un puntito morboso que me atraía, pero no cómo para gastarme los dineros en lo que a priori parecía un producto hecho rápido y sin ganas, para sacarle los cuartos al fandom ansioso de pelis del género.